Secuencia de una Exportación

INSCRIBIR A LA EMPRESA: En el Registro de Exportadores de la Dirección General de Aduanas.
DETERMINAR LA POSICIÓN ARANCELARIA DE LOS PRODUCTOS QUE LA EMPRESA DESEA EXPORTAR: Un despachante de aduanas, lo asesorará al respecto, ya que una posición arancelaria errónea, le hará tener parámetros equivocados con respecto a su producto.

REALIZAR UN PERFIL O ESTUDIO DE MERCADO: Sin información, la posibilidad de exportar es prácticamente nula. No nos estamos refiriendo a costosos estudios de mercados, sino a la información básica (conocida como perfil de mercado) cuyo resultado nos brinda la información básica sobre él o los mercados que potencialmente entendemos como proclive a exportar nuestros productos.

IDENTIFICAR LOS MERCADOS: Esta información también surge del trabajo efectuado en el perfil del mercado. Seguramente, sus productos no estarán listos para ser exportados a cualquier parte del mundo. La mejor manera de determinar que mercado es el más apropiado para poder orientar nuestros esfuerzos, es trabajar con informaciones de demanda potencial.

ANALIZAR EL MERCADO: Los datos del perfil de mercado con seguridad nos brindarán información fundamental para ser analizada, por Ej. cuando el país-objetivo importa desde nuestro país, los impuestos que el país importador deberá pagar para comprar nuestros productos, las exigencias arancelarias y no arancelarias, los precios de competencia del país importador, las diferencias cambiarias, el nivel de demanda, embalaje, exigencias técnicas y sanitarias, costo de transporte interno y externo, etc.

LA DETERMINACIÓN DEL PRECIO DE EXPORTACIÓN: Uno de los principales obstáculos que los empresarios encuentran es determinar fehacientemente el precio real de exportación, ya que en ocasiones no se comprende que componentes que habitualmente se toman en cuenta en la formación del precio local, corresponden o no tenerlos en cuenta para el cálculo de precios de exportación. Existen, por ejemplo, algunos beneficios impositivos y fiscales para la exportación, que no son tenidos en cuenta en el ámbito local.

CONTACTO INICIAL CON EL IMPORTADOR: Dependiendo del tipo de canal de exportación a utilizar, se deben detectar los potenciales importadores de los productos. En general, existen bases de datos que pueden ser proveídas a bajo costo ( en ocasiones en forma gratuita), donde constan listados de potenciales importadores en el país elegido.

CIERRE DE VENTA – ENVIÓ DE FACTURA PRO FORMA: Una vez acordados todos los términos de la venta, relacionados a la forma y plazo de pago, cantidad y precio de la mercadería, plazos de entrega etc. se dará curso a la emisión de una factura pro forma, que contiene todos los datos arriba mencionados, como así también el plazo de validez de la oferta, y esta pro forma deberá ser aceptada por el importador. Si el instrumento de pago elegido es una carta de crédito, esta pro forma será útil a los efectos de que el importador pueda recabar los datos necesarios para su apertura.

CONTRATACIÓN DEL TRANSPORTE Y DEL DESPACHANTE DE ADUANAS: En función de la condición de venta pactada con el importador (FOB, CYF, CIF etc.) se determina también quién contrata y paga el flete del transporte de la mercadería desde origen hasta destino. El exportador deberá contratar los servicios de un despachante de aduanas.

  • A continuación, se detallan en forma simplificada los pasos que habitualmente se siguen en un despacho de una exportación vía marítima:
    • El exportador envía la documentación al Despachante de Aduana.
    • El Despachante de Aduana confecciona el Permiso de Embarque. Derechos de Exportación. Pago por anticipado o al vencimiento del plazo para el ingreso de las divisas.
    • Se solicita a la compañía marítima autorización para el retiro de un contenedor vacío, y se efectúa la reserva de bodega correspondiente.
    • Se retira el contenedor vacío y se procede a la consolidación de la carga.
    • De acuerdo al canal de selectividad otorgado por la DGA, se verifica o no la mercadería, se precinta el contenedor y se entrega el mismo a la zona primaria aduanera.
    • El Despachante de Aduana presenta el Permiso de Embarque ante la Aduana de la terminal correspondiente, para que se pueda embarcar la mercadería y luego así obtener el correspondiente cumplido de embarque.
    • Con el cumplido de embarque y puesta a bordo, presentación de los reintegros.